ANTES Y DESPUÉS DEL CENSO 2017

El camino a la variable afroperuana y qué se espera.

OBL1¿Por qué es importante la pregunta sobre autoidentificación por costumbres y antepasados de los afroperuanos? Esa pregunta es la que más se ha mencionado en los principales medios de comunicación, por semanas, sin tener, ellos, una idea de su aporte.

La interrogante va más allá del color de la piel, de la melanina. Cierras los ojos y te ves en una reunión familiar en la que se baila y conversa sobre algunas actividades particulares que realizaban tus antepasados y que están ligados con tu afrodescendencia.

La autoedintificacion, en el censo del 22 de octubre, tiene que ayudar a conocer el número o porcentajes de personas que se identifican como afroperuanos. La estadística debe servir al Estado para generar políticas púbicas. Hay que ir más allá de las cifras.  

El gobierno debe visibilizar a los grupos étnicos como parte constitutiva de la nación peruana y, con los datos obtenidos, debe impulsar políticas diferenciadas para los grupos étnicos empobrecidos.

El Estado, después de obtener las cifras oficiales, no debe de impulsar políticas públicas homogéneas: no todos los grupos étnicos son iguales y no todos están en la misma situación. Se debe de impulsar políticas públicas diferenciadas, inclusive al interior de los mismos grupos étnicos (para las afroperuanas, las niñas y niños).

Como antecedente, hay que mencionar que la variable étnica, en los censos, no es una ocurrencia de una o dos personas. Es parte de las recomendaciones del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de acuerdo al Plan de Acción de la Conferencia Mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas  de intolerancia.

Para considerar la variable afroperuana, en el último censo, se realizó un trabajo conjunto entre diversas organizaciones que conformaron el Comité Técnico Interinstitucional sobre Estadísticas de Etnicidad”. CEDEMUNEP y CEDET impulsaron, a través de diferentes actividades, campañas sobre la importancia de la variable afroperuana.

La participación de CEDET se debe a la confianza. Nuestra institución fue elegida por las organizaciones afroperuanas, para representarlas en este espacio de articulación, aprendizaje constante y desarrollo institucional, pero también de desafíos, pues la voluntad para la incluir el componente afroperuano, no era bien visto por los funcionarios del INEI. Ante ello, el comité técnico fue de vital importancia, pues los compañeros de este espacio de articulación, en todo momento apoyaron, técnicamente y teóricamente, por qué debería incorporarse la pregunta.

Ahora, frente a los cuestionamientos sobre la data del censo que afectaría a la población afroperuana, no creo que los problemas logísticos afecten, directamente: no se ha movilizado considerablemente este grupo humano, por ejemplo: siguen viviendo en los callejones, en el caso del centro de Lima, y siguen en sus comunidades de origen. Si han migrado hacia otros sitios, están viviendo en espacios urbanos donde los empadronadores sí han llegado.

Luego del censo, converse con compañeros de las comunidades y me comunicaron que en sus espacios no tuvieron problemas. Muchos de ellos, inclusive, participaron como empadronadores o jefe de grupo.

Por otro lado, los que cuestionan la inclusión de la variable étnica, por lo general, son los que siempre han buscado que invisibilizar a los diferentes grupos étnicos. Se dedican a impulsar el mestizaje. Se incluye a políticos que no les importa el desarrollo de los empobrecidos porque son los criollos que se se creen dueños del Perú.

Lo anterior también es consecuencia de falta voluntad política, por parte del gobierno para desarrollar una estrategia de difusión de la pregunta de autoidentificación.

Finalmente, hay que decir que el censo, técnicamente, es de buen nivel. Queda en las organizaciones afroperuanas, hacer uso de los datos en bienestar de nuestra población.

Por Oswaldo Bilbao Lobatón.
Director ejecutivo.
Centro de Desarrollo Étnico CEDET.