15 años de lucha por construir un mundo diferente para los afroperuanos

bilbao 1Estimados amigos y amigas:


Por lo general, en las presentaciones. los agradecimientos se dan al final, pero en ésta quisiera comenzar agradeciendo a los compañeros y compañeras que han sido el soporte de estos 15 años de trabajo. A los compañeros que creyeron en esta propuesta. A los que vieron en éste, un espacio serio y profesional y no uno de movilidad social, pues CEDET nació como un espacio técnico en el que Adriana Mandros, Lilia Mayorga, Carlos Velarde, Sofia Arizaga, Zoraida Santé, Newton Mori, Susana Matute y Margarita Ramírez creyeron, aportaron -y aportan- sus conocimientos.

Pero también debo de mencionar a otro grupo de personas que contribuyeron con su aporte y apoyo para desarrollarnos: Humberto Rodríguez Pastor, Máximo Estupiñán, M´bare N´gom, Milagros Carazas, Maribel Arrelucea, Augusto Malpartida León, Hugo Poemape, Carlos Arenas y muchas otras personas que escapan en estos momentos de mi memoria. A todas y todos muchas gracias de todo corazón.

Siempre recordaré con mucho cariño, pero también con mucha “bronca”, los últimos meses de 1998 y lo primeros meses del año 1999. Con mucho cariño porque se gestó el nacimiento de CEDET, las reuniones para ir construyendo la misión, la visión y los ejes estratégicos, las discusiones de porqué ser una organización técnica y no ser una organización de movilización social y cómo desde ese espacio se aporta al crecimiento del Movimiento Social Afroperuano, pero también muchos sinsabores ya que algunos de los que participaron en ese ejercicio nunca entendieron la propuesta, o primaron sus apetitos personales, y a la primera oportunidad buscaron tumbarla.

CEDET nace en un momento político difícil. La ilegítima re-reelección de Fujimori se gestaba y nos tocó luchar contra toda esa movida política. Lo peor es que la lucha se da con el enemigo dentro, como parte de la institución, y con mucho poder e influencia fuera y dentro; fueron momentos difíciles, pero la unión, las ganas de ser una organización diferente y el apoyo de muchos hicieron que esta propuesta siga adelante y así que en estos 15 años nos enorgullecemos de haber impulsado la Primera Escuela de Formación Afroperuana “José ‘Pepe’ Luciano”, la primera premiación a personajes afroperuanos con motivo de los 150 años de la abolición de la esclavitud, la primera organización afroperuana en presentar un informe alternativo al CERD. Nos orgullecemos de ser la primera organización afroperuana en redactar acciones que debería de hacer el Estado peruano para el desarrollo de la población afroperuana, la cual casi en su totalidad fue incluida en el Plan Nacional de Derechos Humanos 2006-2011; y por último -y no por eso menos importante-, ser una de las organizaciones afroperuanas que genera conocimiento a través de los cinco seminarios internacionales y las más de catorce publicaciones, los cuales son una referencia nacional e internacional de consulta para el tema afroperuano.

Me despido agradeciendo nuevamente a las compañeras y compañeros que creyeron en este proceso y también agradeciendo a los que no, ya que fueron parte del acicate para llegar a los logros que hoy celebramos.